El Clúster Químic de les Illes Balears celebra el su décimo aniversario

El doctor Javier García Martínez, presidente de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada, galardonado recientemente con el Premio Nacional de Investigación, intervino en el evento

El Clúster Químic de lles Illes Balears, CliQIB, celebró sus diez primeros años de vida desde que se constituyó, en 2013, para agrupar a las empresas locales de la industria química. El acontecimiento tuvo lugar el 28 de septiembre, en Hipotels Convention Centre de la Playa de Palma.

Socios, amigos, familiares y autoridades dieron apoyo al CliQIB en esta celebración tan especial. El acto estuvo conducido por la periodista Araceli Bosch y contó, en distintos momentos sobre el escenario, con el presidente del Clúster Químico, Joan Puig; su director, Joan Miquel Matas;  el doctor Javier García Martínez, catedrático de la Universidad de Alicante y presidente de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada, IUPAC; sus representantes institucionales, Antonio Carmona Damians, secretario autonómico de Innovación y Sociedad Digital e Ingrid de la Fuente, directora general de Industria y Polígonos Industriales; además de los ganadores de los Premis d’Ecodisseny, otorgados a tres estudiantes del ESADIB.

El acto de aniversario fue un momento de celebración pero también de reivindicación. Por un lado, celebración de 10 años de unión, cooperación y crecimiento, como destacó el presidente del clúster, Joan Puig, que se mostró convencido que el CliQIB celebrará los siguientes 10 años. Actualmente está formado por 60 socios, entre fabricantes, distribuidores, laboratorios, empresas consultoras de salud pública y entidades públicas colaboradoras, como la UIB, la Fundació Bit o Emana. Su misión principal es aportar valor a la higiene aplicada al Turismo.

El director del CliQIB, Joan Miquel Matas, recordó la participación de las empresas del clúster durante las primeras semanas de la pandemia de la COVID, cuando se pusieron a disposición de la administración y el servicio de salud, gratuitamente, gel hidroalcohólico cuando nadie tenía.

Matas también ofreció datos para entender la dimensión de la actividad económica y social del CliQIB. El peso regional de las empresas del clúster es de 400 millones de euros anuales. Dependen de él 500 trabajadores directos y 4000 indirectos. El volumen de negocio estos años ha aumentado un 35% y los resultados, un 47%. Y se han llevado a cabo 25 proyectos estratégicos.

Pero la intervención de Matas también tuvo un destacado carácter reivindicativo, cuando recordó el proyecto Aqualab – un centro de búsqueda y formación de tratamiento de aguas recreativas – con la cual se comprometieron la UIB y el Govern anterior, que quedó en suspenso durante la COVID y que se no ha llegado a desarrollar. También se reclamó a las administraciones y a la UIB participar conjuntamente en la innovación y en la transferencia de innovación.

Por otra parte, el doctor Javier García Martínez, catedrático de la Universidad de Alicante y presidente de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada, IUPAC, impartió la conferencia “Química Circular: como construir una nueva economía”, en la que reivindicó el papel de la química, la innovación y la transferencia de conocimientos, en la lucha contra el cambio climático. A García le han otorgado recientemente el Premio Nacional de Investigación ‘Juan de la Cierva’ al área de Transferencia de Tecnología.

Y finalmente, tres alumnos del ESADIB recibieron los Premis d’Ecodisseny, que se conceden a la tecnología por la higiene y la sostenibilidad. El primer premio fue para la propuesta ‘Llatra’ de Bernat Juan Roig; el segundo premio fue para la propuesta ‘Bessona’, de Ramón Cerdà Cifre; y el tercer premio, por ‘Abaco’ de Pau Parera Pagès.