Polémica: las lejías, sustancias o mezclas

Escribo estas lineas para poner al colectivo al corriente de una reciente polémica en torno a si las lejías son consideradas “sustancias” o “mezclas” según la normativa Reach, ya que tal clasificación en uno u otro sentido será de gran importancia a partir de 1 de diciembre de 2010. ¿Por qué?, pues porque a partir de esa fecha, las “sustancias” químicas deberán ser etiquetadas conforme al GHS o Sistema Globalmente Armonizado de clasificación y etiquetado, mientras que las “mezclas” o preparados químicos tendrán hasta el 1 de junio de 2015 para llevar a cabo estas modificaciones que afectan tanto a su etiquetado como a las Fichas de Datos de Seguridad que las acompañan. Si os fijáis en el siguiente enlace, estamos cada vez más ahogados por normativas europeas y sus transposiciones a la legislación española. Así pues, he trasladado esta polémica a la Asociación Nacional de Fabricantes de Lejías, ANFALE, la cual manifiesta que:

a) Las lejías tienen una RTS en vigor.
b) Que en cualquier caso, a efectos REACH, son mezclas toda vez que al hipoclorito se le añade algo, que puede ser sólo agua, o bien ir acompañado por estabilizantes, correctores de olores, carbonatos para efecto lavado de ropa, etc…

Así que la polémica está servida, máxime cuando el criterio de los servicios de inspección de sanidad y consumo de nuestra comunidad parecen opinar lo contrario, o sea, que las disoluciones de hipoclorito son “sustancias” puesto que no tienen otros componentes. Veremos en qué acaba todo esto. Mientras tanto, creo que sería interesante que os empecéis a familiarizar con los nuevos pictogramas. En teoría deberíais observarlos en todas las materias primas que compréis a partir del 1 de diciembre.